Quienes somos
Nuestro trabajo
Peru
Cómo Colaborar
Preguntas frecuentes
Contacto

Nuestros Principios

Nuestra Organización tiene una filosofía de trabajo y unos principios éticos de funcionamiento muy claros y definidos:

Honestidad porque creemos en lo que hacemos y hemos adquirido un compromiso de ayuda que nos vincula a la gente de esta tierra, gente con nombres y apellidos que necesitan de la ayuda de personas como vosotros.

Transparencia porque no entendemos de otra forma nuestro trabajo diario. Transparentes en nuestras cuentas, en el dinero y recursos que recibimos, y que dedicamos casi en su totalidad a la atención social. Transparentes a la hora de nuestra actividad, que todos podéis seguir diariamente en esta web o a través de nuestro blog Y transparentes a la hora de abrir nuestras puertas a todo aquel que desee conocernos, y conocerles a ellos, a los que destina esa ayuda.

Cercanía porque trabajamos con personas. Tenemos una comunicación directa, personal y cercana con la gente a la que tratamos de ayudar. Y eso sólo se consigue rompiendo las barreras y acercándose de lleno a las personas. Escuchando, viendo, sintiendo su realidad, de una forma que sólo la cercanía y el trato personal pueden lograr. Y cercanía con nuestros socios, colaboradores, y con la gente que como tú se acerca a nosotros para conocer nuestra labor, echar una mano o colaborar de alguna manera.


 Ayuda Humanitaria

La Ayuda Humanitaria y al Desarrollo, puede crear graves situaciones de dependencia y sentimientos de falta de iniciativa en la población que la recibe si no es dirigida y aplicada de forma correcta. Por ello creemos firmemente que son los propios ciudadanos peruanos, con ayuda externa si es necesario, los que con su esfuerzo diario han de cambiar la realidad de este país, y dibujar un futuro más próspero y justo.

En Camino a la Solidaridad entendemos que la ayuda, además de ser justa y de ir dirigida a quien realmente la necesita, ha de ser eficaz, procurando siempre implicar a los beneficiarios de la misma en su desarrollo personal, y en el de su propio país. Esta ayuda debe tener también un componente ético y educativo, que promueva entre las personas unos valores de esfuerzo y responsabilidad, trabajo y compromiso, solidaridad y sentimiento colectivo. En definitiva, luchar contra la cultura “del regalo”, y fomentar la iniciativa personal y colectiva, la democracia y la justicia social.

         
     
 
Nos gusta pensar que estamos invirtiendo en personas, y que esas personas son las que con su esfuerzo y solidaridad ayudarán a otras personas como ellas y contribuirán a mejorar la calidad de vida de todos.
      ...la ayuda, además de ser justa y de ir dirigida a quien realmente la necesita, ha de ser eficaz, procurando siempre implicar a los beneficiarios de la misma en su desarrollo personal..."  

 

Empleo Local

Creemos que el empleo es una de las formas de ayuda más eficaces y justas que se le puede proporcionar a una persona sin recursos. Un empleo digno, con un salario también digno; no sólo ayuda económicamente a esa persona y su familia, sino que le ayuda a responsabilizarse de su propio futuro; a la vez que impulsa la economía local.

 

Por esta razón en Camino a la Solidaridad procuramos siempre emplear a personal local siempre que sea posible; dejando el trabajo de los voluntarios para tareas puntuales o que requieran una cualificación especial. Debido a nuestro pequeño tamaño y recursos limitados, nuestro número de empleados peruanos en el Albergue de Chincha es aún escaso, pero nuestra filosofía en este terreno es clara.

 

 

CAMINO A LA SOLIDARIDAD es una Entidad No Lucrativa. CIF España: G50990886. Ficha de inscripción en los registros públicos del Perú Nº 11002902 CHINCHA ALTA - PERU

©CAMINO A LA SOLIDARIDAD. Las fotografías que aparecen en este sitio web son propiedad de Camino a la Solidaridad y no pueden sutilizadas sin autorización previa. Todos los derechos reservados.                 

Política de privacidad